Talla de guantes ¿Cuál necesitas?

El uso de guantes se hace imprescindible en muchos trabajos. Protegerse adecuadamente es fundamental para desempeñar nuestras labores con el menor riesgo posible y las manos no iban a ser menos. Por eso, saber la talla de guantes que necesitamos es tan importante. Unos demasiado grandes o pequeños nos impedirán movernos con soltura y serán contraproducentes.

Hoy te traigo una pequeña guía o tutorial para enseñarte cómo puedes saber la talla de guantes que usas en unos simples pasos. Así, sin complicaciones y en unos minutos.

Tallaje de guantes en 2 pasos

El proceso de tallaje de guantes es muy sencillo. Tan solo abre la mano, junta los dedos y separa el pulgar. Ahora con una cinta métrica o con una cuerda solo tienes que medir la circunferencia de la mano a la altura de los nudillos (sin el pulgar).

Esta es la medida principal que se suele usar para escoger la talla de guantes. No obstante, existe otra medida complementaria que se puede aplicar, aunque no es muy común. Esta consiste en medir la distancia entre la punta del dedo corazón y el final de la palma (cuando la mano se junta con la muñeca).

Una vez hecho esto, tan solo tienes que comparar tu resultado con esta tabla y escoger la talla de guantes que más se adecue a ti. Las siguientes medidas están indicadas para guantes normales, para guantes de trabajo las cosas pueden cambiar.

Talla de guantes medidas

 

Talla de guantes por circunferencia:

  • 12 a 15 cm: Talla XXS (equivalencia en alfanumérico de 5).
  • 18 a 19 cm: Talla XS (equivalencia en alfanumérico de 6).
  • 19 a 20 cm: Talla S (equivalencia en alfanumérico de 7).
  • 20 a 21,5 cm: Talla M (equivalencia en alfanumérico de 8).
  • 21,5 a 23 cm: Talla L (equivalencia en alfanumérico de 9).
  • 25 a 28 cm: Talla XL (equivalencia en alfanumérico de 10).
  • 28 a 30 cm: Talla XXL (equivalencia en alfanumérico de 11).

Tallaje de guantes por longitud:

  • 19 cm: Talla S.
  • 20 cm: Talla M.
  • 21,5 cm: Talla L.
  • 23 cm: Talla XL.

Ten en cuenta que dependiendo del fabricante esto puede variar. Por eso, siempre se recomienda consultar las instrucciones y asegurarnos de que nuestra talla de guantes es la adecuada.

¿Cómo cuidar los guantes?

Cuidar y proteger nuestros guantes es muy importante. Con ello conseguiremos que su vida útil sea mayor. Además, podríamos evitar molestias como la dermatitis, mal olor, pérdida de sus capacidades… A pesar de que existen multitud de materiales con los que están fabricados, vamos a explicar a grandes rasgos cómo cuidar los guantes y cómo protegerlos.

  • Almacenamiento. Debemos almacenar adecuadamente los guantes. Para ello, lo ideal es usar lugares límpios y secos. Tenemos que protegerlos de las temperaturas extremas y de la luz directa del sol.
  • Etiquetado de los guantes. Casi todos los guantes poseen una etiqueta que se encuentra en el interior del puño. Aquí puedes comprobar el material con el que está fabricado y el mejor modo de lavado. Puedes consultar esta guía sobre los símbolos de lavado para conocerlos mejor.
  • Inspecciones de rutina. Indicado especialmente si usas guantes de trabajo. Esto ayuda a determinar el estado de la prenda y evitar posibles lesiones. Comprueba las zonas que han podido empezar a desgastarse con el uso, como el velcro.

Espero que con este post tengas más claro la talla de guantes que necesitas y cómo puedes cuidarlos mejor.